¿Cómo gestionar el burnout y lograr impactar en la experiencia del empleado?

A la luz de los acontecimientos que nos sacuden sin tregua desde hace más de dos años, las organizaciones están “agotadas” y se esfuerzan por encontrar formas de enfrentarse a un mejor futuro.

Numerosos estudios ponen de manifiesto cómo están cayendo las ratios de engagement de los colaboradores en todo el mundo. Las organizaciones dependen en gran medida de aumentar su capacidad de innovación. Pero cuando la mayoría de la plantilla no está comprometida o está desvinculada “mental y emocionalmente”, el rendimiento, la atención y excelencia con el cliente y los beneficios de la empresa disminuyen.

Así que la causa es fácil de reconocer que el entorno esta más complicado, pero el cálculo para resolver la ecuación no es tan fácil de resolver. Entonces, ¿qué pueden hacer realmente las empresas para darle la vuelta a la situación?

Como dato clave, varios expertos han proclamado que cuanto más sano es un individuo, mejor se encuentra cognitivamente. Cuanto más se pueda actuar en el mindset de forma eficaz, más se podrá aumentar los resultados y, al mismo tiempo, se reconocerán las mejoras y el reconocimiento que una empresa proporciona a sus empleados y se incentivará así a las personas para que aumenten su nivel de compromiso. En la práctica de hoy, hay que conocer algunos fundamentos de fisiología. Para abordar de verdad el problema de la productividad de los empleados tenemos que construir un modelo basado en una visión más holística de la productividad y el rendimiento de los equipos. Esto significa ver a los colaboradores productivos no solo como sujetos con una formación técnica, experiencia profesional o educación formal, sino también como seres biológicos y emocionales.

Afortunadamente, muchas organizaciones están considerando la Gestión de la Salud y la productividad de los empleados como una parte integral de la estrategia empresarial. Su experiencia en la empresa y en sus familias, sus redes sociales, sus actividades de ocio y su misión, confianza y propósito vital se están convirtiendo en algo fundamental y ya no marginal.

La buena noticia es que, al comprender la relación directa entre la psicología, la fisiología y el rendimiento, las empresas pueden tomar medidas y estrategias inteligentes y crear una situación en la que todos salgan ganando.

La fisiología y el bienestar de los empleados son, por lo tanto, extremadamente importantes. ¿Ha pensado alguna vez en cómo es y se comporta un empleado comprometido? Atento, centrado en sus objetivos, creativo y capaces de resolver problemas. Procesa la información de forma eficiente y eficaz. Sus ojos brillan y sí (gran sorpresa) es realmente muy productivo. Fisiológicamente, está recurriendo a niveles sostenidos de glucosa y oxígeno, proporcionados a través de la alimentación y la respiración, y a un sueño adecuado. Veamos en detalle el papel de cada uno de estos aspectos:

El papel de la NUTRICIÓN

Comer una cantidad incorrecta de macronutrientes y micronutrientes o no ingerir suficientes líquidos conduce a niveles bajos de energía, por lo que el estado de ánimo y el rendimiento de la productividad de nuestros empleados bajarán. Demasiadas personas tienen la mala costumbre de saltarse el desayuno por falta de tiempo y compensarlo con un donut o un croissant. Este tipo de alimentos de alto índice glicémico provocan un pico de glucosa en la sangre, y unos 30 minutos después ya hay una sensación de hambre que, si no se satisface, conduce a una “oscuridad” mental. Un desayuno sano y nutritivo, equilibrado en hidratos de carbono complejos y proteínas, proporcionará reservas de energía para unas 4 horas. Para las empresas que han optado por invertir todavía en la presencialidad, los carteles informativos en las oficinas y la oferta de fruta fresca de temporada y cereales pueden ser una excelente forma de fomentar la adopción de hábitos correctos.

El papel del OXÍGENO

El cerebro utiliza una media del 20% del oxígeno del cuerpo. Permanecer en el sedentarismo durante periodos prolongados interrumpe el flujo de sangre y oxígeno, sobre todo hacia los músculos, lo que a menudo puede dar lugar a una sensación de cansancio y agotamiento. Es bien sabido que el permanecer todo el día sentado es un importante factor de riesgo para la salud. Esto significa que el ejercicio regular puede marcar la diferencia entre tener una buena condición o una condición física subóptima. Un cuerpo sano utiliza más oxígeno, al igual que durante la actividad deportiva, lo que conlleva una mayor actividad cardíaca y una circulación funcional. Si este principio se aplica en la vida fuera del horario laboral, también se aplica durante el turno de trabajo. Permitir pequeños descansos “activos” suficientes y fomentar el paseo, o como varias empresas están poniendo en práctica, la adquisición de algunas bicicletas estáticas es una buena solución para promover el ejercicio moderado.

El papel del SUEÑO

El sueño es crucial para la recuperación del organismo. Numerosos estudios han demostrado los efectos nocivos de dormir un número insuficiente de horas por noche (a partir de seis horas para abajo), bajos niveles de energía, capacidad de concentración y menor productividad. La clave está en informar y formar a nuestros equipos. Hay muchas causas de los trastornos del sueño, comúnmente denominados insomnio. Podemos de un modo sencillo aconsejar a las personas que hagan su última comida al menos tres horas antes de acostarse o que eviten los alimentos de difícil digestión, recomendar un mínimo de actividad física al día y utilizar técnicas de meditación. Algunas empresas recurren a espacios de relajación para reducir los niveles de estrés y favorecer la recuperación psicofísica.

Estos y otros factores relacionados con el bienestar (wellbeing) y la salud mental son clave para ser competitivos en el mercado de talento actual. En un entorno que ha girado hacia una consideración más cuidadosa de la conciliación de la vida laboral y familiar, es responsabilidad directa de los departamentos de RRHH implementar políticas de bienestar corporativo exitosas, y así garantizar una experiencia del empleado y del cliente extraordinaria que nos lleven a sobrevivir…y vivir en estos tiempos de cambio disruptivo.

Escrito por Lorenzo Tassone

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¡Descarga toda la información acerca del Programa de Inteligencia Emocional!

¿Quieres recibir más información?

Información sobre protección de datos

Denominación social: Manum Training & Development SL. /  Finalidad: Gestionar la petición. /  Legitimización: Consentimiento.  /  Destinatarios: Sus datos no serán compartidos con ningún tercero, sin su consentimiento previo y expreso o por motivos legales.  /  Derechos: Puede acceder, rectificar o suprimir los datos, así como ejercer los derechos que se mencionan en nuestra Política de Privacidad. /  Más información: Consulta la Política de Privacidad.