5 sabios para un líder resiliente

Si cogemos el origen de la palabra Leader en inglés, obtenemos la palabra lead, y uno de sus significados es llevar cosas de un sitio a otro. La primera pregunta que nos viene en estos tiempos de cambio disruptivo es ¿a dónde vamos a tener que llevar a nuestros equipos si no sabemos que nos depara el futuro?

En mis 20 años como consultor me encanta obtener buenas referencias de sabios anónimos, no son respuestas porque nadie es profeta, aunque algunos lo pretendan, son como islas de conocimiento en las que te apetece tumabarte en sus arenas . Perdón, volviendo al tema, un sabio anónimo me dijo: las estrategias cambian lo que no cambian son los valores y la visión.

Creo que es una buena primera referencia para los líderes de hoy. El primer impacto emocional positivo que puede dar un líder a su equipo es comunicar mensajes que generan una energía positiva en las personas y les levanta el ánimo. Hablar de principios y algo inspirador por lo cual luchar es algo que a todos nos mueve. Pensad en una persona la cual tenía clara su visión, su propósito y actuaba de acuerdo a unos principios muy claros, ¿Qué os transmitía? Podia cambiar de caminos y de criterio pero al final lo que perduraba era lo que a todos nos importa, unos valores, y una visión compartida que es lo que nos da sentido.

La determinación pues es uno de los pilares de la resiliencia, podemos caer en estos tiempos de COVID pero tenemos la fuerza inspiradora y los paraqués que nos hacen levantar y seguir adelante.

Hace 3 días exactamente escuché por la televisión a otro sabio, este no era anónimo, se trataba del prestigioso psiquiatra Luis Rojas Marcos y decía que, desgraciadamente, las personas en esta pandemia iban a entrar en un estado emocional negativo derivado de la incertidumbre y de su propia inestabilidad económica repecutiendo en todos los ámbitos de su vida, pero que si son capaces de gestionar todo esto (principalmente con la esperanza donde la definía como fuente de vida) van a detectar en sí mismas fortalezas que a lo mejor no sabían que existían y les va a ayudar a crecer como personas. Esto para mí es una manera perfecta de definir con la experiencia de las personas el concepto de resiliencia: crecer de forma inteligente con la adversidad.

Consecuentemente, otro de los aspectos clave del líder resiliente es saber gestionarse a si mismo emocionalmente en aquellos momentos en los que aparece el miedo al que pasará, o el enfado por esta situación tan injusta que estamos viviendo, o la tristeza por el agotamiento y la falta de resultados. Debería transmitir la esperanza a sus colaboradores. La esperanza es nuestra creencia interna en la dialogamos con nosotros mismos diciéndonos que una situación negativa cambiará o desaparecerá y será sustituida por una positiva. Si nos permitimos anticiparnos negativamente al futuro, ¿por qué no lo podemos hacer de forma positiva?.

Otra sabia, otra gran persona sin ninguna marca, me demostró que la empatía es la mejor manera de detectar las necesidades de las personas, que si daba con ellas movía a quien quisiera. La empatía es, decía exactamente con estas palabras, apagar tu radio y simplemente estar allí, sin juzgar, sin decidir nada. ¿Cuántas veces queremos ayudar como líderes diciendo que es una tontería lo que te pasa, que tranquilo se va a solucionar, que lo que tienes que hacer es relajarte o cualquier otro consejo?. Con este diálogo no estamos allí, estamos aquí y perdemos la verdadera conexión.

Conectar con las inquietudes y no juzgarlas es una de las maneras de poder hacer equipo con las personas, la gente si se siente apoyada en sus preocupaciones tiene más fuerza para salir de ellas. Compartir preocupaciones y el dolor nos hace más fuertes, porque buscamos una salida consciente o inconsciente todos juntos. El líder resiliente es capaz de conectar con todos y conectar a todos.

Para ir terminando, mi cuarto sabio, también anónimo, me explicó que no es tan meritorio generar alegría, más hoy con esta situación es difícil sacarla, si no que el mérito del líder es canalizar las emociones negativas en la dirección adecuada, es decir manejarlas de tal forma que el resultado sea lo más óptimo posible.

No nos obsesionemos en buscar una respuesta alegre en nuestros equipos, ojalá la tengamos y seguro que habrán momentos que generaremos con nuestro propio humor o con pequeños logros sonrisas. Nos la jugamos en aquellos momentos en los que el desánimo puebla en las mentes de nuestros colaboradores y muchas veces no tendremos las palabras o acciones precisas. Cuando pase eso, simplemente estemos allí, transmitamos esperanza y actuemos con determinación hacia una visión que de sentido a nuestro gran esfuerzo colectivo. Un quinto sabio me dijo que la alternativa siempre es peor.

Escrito por Nacho Julià

¿Quieres construír lideres y equipos más resilientes?​

Desarollamos un programa que supone un viaje por diferentes estaciones en las que el líder combinará el profundo conocimiento de la naturaleza humana frente a situación de estrés y las respuestas que se deben dar. De forma que se logren equipos sostenibles en el tiempo, caracterizados por un elevado compromiso y eficacia.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¡Descarga toda la información acerca del Programa Resiliencia!

¡Descubre nuestras Certificaciones Online!

Hasta un 25% off

Everything DiSC, Eq-i2.0 y DiSC Advanced

Obtén nuevas herramientas que te ayuden a mejorar tus procesos de consultoría o coaching

¡Descarga toda la información acerca del Programa de Inteligencia Emocional!

¿Quieres recibir más información?