Los Resultados, la quinta clave de un Equipo Cohesionado

La falta de atención a los resultados se presenta como la mayor disfunción de un equipo

Tal y como se indicaba en la entrada de este blog, “La Responsabilidad Mutua, cuarta clave de un equipo cohesionado”, en esta quinta y última entrega de Los 5 comportamientos de un Equipo Cohesionado de Alto Rendimiento (EAR), del modelo de Patrick Lencioni en colaboración con Wiley Workplace Learning Solutions, hablaremos del Foco en los Resultados Comunes.

Para hablar del nivel más alto en la pirámide debemos echar la vista un escalón más abajo, la Responsabilidad Mutua, ya que es clave para que se de una orientación de todo el equipo a los Resultados Comunes. Si a los compañeros de equipo no se les hace responsables por su contribución, lo más probable es que atiendan a sus propias necesidades y al progreso individual y de sus departamentos. De esta forma, si la Responsabilidad brilla por su ausencia, los miembros de un equipo terminarán por desplazar su atención a áreas diferentes de los resultados colectivos.

Hablamos de la mayor disfunción de un equipo, la tendencia de sus miembros a orientarse a algo distinto a las metas colectivas del grupo. Algo que dista mucho del éxito del equipo, donde todo miembro debe priorizar los objetivos grupales ante los individuales. Cuando algo va mal, por ejemplo, se tiende a culpar a los demás o a no responsabilizarse de los propios fracasos.

CÓMO SUPERAR LA QUINTA DISFUNCIÓN

La quinta disfunción en el modelo de Patrick Lencioni y Wiley Workplace, la falta de orientación a los Resultados colectivos, parece muy obvia de detectar en una organización, pero es importante tener presente que hay muchos equipos que no se centran en este factor, los resultados. ¿Por qué? Pues porque no viven y respiran para lograr objetivos significativos para su corporación, sino más bien para sobrevivir. Desafortunadamente, para estos equipos, ni la confianza, capacidad para afrontar el conflicto de forma constructiva, compromiso con la toma de decisiones o exigencia de responsabilidad mutua serán suficiente para compensar la falta de deseos de triunfar.

Una forma efectiva de que los miembros de un equipo enfoquen la atención en los resultados es vincular sus recompensas, especialmente las económicas, al logro de resultados específicos. Aunque debemos tener claro que depender solamente de este factor puede ser problemático, ya que estamos suponiendo que lo único que impulsa la conducta es la motivación financiera.

Pero no debemos caer en el juego de las recompensas, debemos atajar el problema de raíz y eso se hace atacando directamente a las distracciones comunes del equipo que impiden la obtención de resultados colectivos. Ejemplos de distracciones serían la falta de dirección o escasez del sentido de la urgencia, poner énfasis en nuestra propia carrera profesional o el no compartir los éxitos con el resto del equipo.

LAS 5 CLAVES DE UN EQUIPO COHESIONADO, AL COMPLETO        

¿Quieres echar un vistazo a todas las entregas que conforman este modelo? Aquí te dejamos los links correspondientes para que no se te pase ni una:

La Confianza

El Conflicto

El Compromiso

La Responsabilidad Mutua

Los Cinco Comportamientos de un Equipo Cohesionado™
Los Cinco Comportamientos de un Equipo Cohesionado™

Si quieres más información sobre este programa, del que somos el único partner asociado en España, puedes escribir un e-mail a info@grupomanum.com o llamando al +34 932 402 330 y estaremos encantados de ayudarte a implementarlo en tu organización.

5-comportamientos-equipo-cohesivo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres recibir más información?